El Enfermero estará capacitado para:
  • Brindar cuidados de enfermería en ámbitos comunitarios y domiciliarios, hospitales y centros de salud.
  • Diagnosticar las necesidades de cuidado y ayuda que tienen el individuo, la familia y la comunidad en situación de salud y de enfermedad.
  • Integrar el equipo interdisciplinario intersectorial, participando en la toma de decisiones relacionadas con la atención integral y continua, respetando sus valores, costumbres y creencias.
  • Promover la participación de la comunidad en la búsqueda del mejoramiento de la calidad de vida.
  • Demostrar una conducta ético cristiana, asumiendo la responsabilidad de sus actos y respetando los principios que rigen el ejercicio profesional.
  • Planificar, ejecutar y evaluar cuidados de enfermería tendientes a la satisfacción de las necesidades del individuo sano o enfermo en situaciones de autocuidado y de complejidad intermedia en los distintos niveles de prevención.

En el transcurso de los 3 años de estudio, los alumnos realizan prácticas hospitalarias, comunitarias y en laboratorios con equipamientos de alta tecnología.